sabor amargo en la boca
Lucía
Lucía

¡Hola! Soy Lucía, la parte no sanitaria de este proyecto. ¿Qué hace una periodista especializada en comunicación y relaciones públicas aquí? Pues yo también me lo pregunto a veces...

Sabor amargo en la boca, ¿Cuál es la causa?

Si llevas tiempo detectando un sabor amargo en la boca que no desaparece, no debes alarmarte en exceso, pero sí tomar precauciones y acudir a un especialista que pueda dar con la causa, ya que el sabor amargo en la boca puede estar provocado por diversos factores o enfermedades. 

En este post analizaremos cuáles son los motivos más comunes por los que las personas notan ese sabor amargo en la boca, cómo prevenirlos y también qué hacer en cada caso. 

 

Causas del sabor amargo en la boca

Existen distintas causas por los que se puede producir un sabor amargo constante en la boca, pero estas son las principales:

 

Xerostomía

 

También es conocido como el síndrome de la boca seca y resulta mucho más común de lo que podemos pensar. Quienes padecen este problema no producen saliva suficiente como para mantener la boca húmeda, por lo que enseguida se les seca y eso puede provocar un sabor amargo en la boca. Más allá de esta consecuencia, el síndrome de la boca seca puede producir otro tipo de problemas en la salud de nuestra boca, como un mayor número de caries o un aumento en el riesgo de padecer enfermedades infecciosas como la gingivitis o la periodontitis. Por este motivo, si además de notar un sabor amargo en la boca crees que te seca más de lo que debería, resulta muy importante que visites a tu dentista, antes de que estos síntomas deriven en problemas más graves. 

 

Falta de higiene bucal

La falta de higiene bucal también puede provocar un mal sabor de boca, dado que las bacterias que se encuentran en esta cavidad no se eliminan de forma correcta y, en consecuencia, provocan un mal sabor. Y no solo eso. La falta de higiene bucodental también puede provocar grandes infecciones. Para evitarlo, resulta fundamental cepillarse los dientes y la lengua dos o tres veces al día, así como utilizar hilo dental, enjuagues e irrigadores que permitan una limpieza completa. 

 

Problemas de hidratación

 

También la falta de hidratación puede provocar un mal sabor de boca, ya que este factor también hace que se seque la boca. En este caso es fácil ponerle solución, ya que basta con beber la cantidad de agua diaria recomendada por los expertos, que es de entre 1,5 y 2 litros. 

 

Malos hábitos

 

Como muchos de los problemas bucales, el tabaco también puede provocar ese mal sabor de boca, ya que afecta de forma considerable al sentido del gusto.

 

Infecciones orales

 

Si tienes una infección en la boca (como caries y los hongos) también es muy probable que tengas un sabor amargo en la misma, debido a las bacterias que están provocando dicha dolencia. 

 

En este caso también resulta muy importante que acudas a tu dentista para que pueda detectar dónde se encuentra la infección, cuál es su causa y cómo ponerle remedio. 

 

Medicamentos

 

Por último, si estás sometido a un tratamiento médico o farmacológico, como la quimioterapia o la radioterapia, puede que sea esta la razón por la que tienes un mal sabor de boca.  

 

¿Cómo prevenir el sabor amargo en la boca?

Como verás, hay algunos casos en los que el mal sabor de boca resulta inevitable, ya que viene provocado por otros factores que no se pueden remediar. Sin embargo, existen muchos otros casos en los que el mal sabor sí se puede prevenir. Por ejemplo, es más que recomendable acudir a sesiones de odontología conservadora de manera habitual, someterse a limpiezas bucales como mínimo una vez al año o acudir al dentista ante el más mínimo indicio de mal sabor de boca. 

 

Visita nuestra Clínica Dental Alberto Rodríguez en Gijón.

 

 

 

 

 

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en email
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola!
¿Puedo ayudarte en algo?