partes de la boca y sus funciones
Lucía
Lucía

¡Hola! Soy Lucía, la parte no sanitaria de este proyecto. ¿Qué hace una periodista especializada en comunicación y relaciones públicas aquí? Pues yo también me lo pregunto a veces...

Partes de la boca y sus funciones

La boca es una de las partes más importantes del cuerpo humano, ya que está implicada en diversos procesos vitales como la respiración, la alimentación, la comunicación o el gusto.  

La boca o cavidad oral está formada por órganos y tejidos blandos y duros y que, como todos sabemos, está situada en la parte baja de la cara, sobre la barbilla.  Lo que quizá no resulte tan conocido es que la boca está formada por 14 partes, de las que hoy te explicaremos sus funciones.

 

¿Cuáles son las partes de la boca y sus funciones? 

Ya hemos indicado que gracias a la boca podemos realizar diferentes procesos vitales, como respirar. En concreto, son las distintas partes de la boca las que nos permiten realizarlos. Veamos cómo: 

  1. Labios: son la entrada del sistema digestivo. Los labios están formados por pliegues de músculo sin glándulas de las que producen sudor y grasa. Los labios tampoco tienen melanina, queratina, ni células protectoras, por eso son tan propensos a la sequedad y a las heridas.    
  2. Suelo de la boca: también suele llamarse piso de la boca y se refiere a la superficie sobre la que descansa la lengua. Lo conforma un tejido blando y el objetivo de esta parte de la boca es, además de servir de soporte de la lengua, dar cabida a dos glándulas salivares importantes.
  3. Paladar duro:  es el techo de la boca, cuyo fin es separar la boca de las fosas nasales. Al paladar duro también se le llama bóveda palatina o paladar óseo. El motivo no es otro que la ausencia de tejido blando que sirva de separación del hueso.
  4. Paladar blando: también se le suele llamar velo del paladar. Se encuentra en la parte de atrás del paladar duro y lo forma un pliegue de membrana mucosa en la que se encuentran envueltas las distintas fibras musculares. Su función es permitir la ingesta y el habla, además de servir para evitar que entre aire en el momento de la ingesta de alimentos. 
  5. Mejillas: son las paredes laterales de la boca, formadas por tejido epitelial, blando, muscular y mucoso. Su objetivo es asegurar que los dientes y las encías se encuentran en la posición correcta y, al mismo tiempo,  hacen posible que el bolo alimenticio se mantenga en circulación mientras se mastica.
  6. Lengua: es un órgano sensorial que se encuentra en el interior de la cavidad bucal. En la lengua se encuentran las papilas gustativas, y es un músculo que ayuda a mover el bolo alimenticio. Además de determinar la temperatura de los alimentos consumidos, el habla o la masticación, entre otras muchas más.
  7. Dientes: son el tejido más fuerte del cuerpo humano. Cada adulto tiene 32 piezas dentales, mientras que los niños solo tienen 20. Cada diente tiene propiedades fisiológicas y funcionales distintas. Los incisivos sirven para cortar los alimentos. Los caninos, por su parte, los desgarran, y los premolares y molares cumplen la función de triturarlos. La función principal de los dientes es la de masticar, aunque también juegan un papel importante en la comunicación verbal, ya que ayudan a generar sonidos.
  8. Encías: son un tejido conectivo o de mucosa oral que recubren o rodean todas las piezas dentales y que sirve para mantenerlos en su posición. Si están sanas, su aspecto es de color rosado y firme. No obstante, es donde se acumula una mayor cantidad de placa bacteriana, que la daña, por lo que resulta habitual que estas pierdan su aspecto rosado y firme y se retraigan. En casos extremos de enfermedad de las encías se puede incluso llegar a perder algún diente.
  9. Hueso alveolar: es el hueso que sostiene los alvéolos dentales. Es decir, son las cuencas donde se anclan las raíces de cada pieza dental, por lo que su función es sostener los dientes.
  10. Úvula o campanilla: es músculo muy pequeño que cuelga de la parte baja del paladar blando. El objetivo de la campanilla es ayudar a la pronunciación de sonidos, además de ser un muro que nos protege contra los gérmenes que tratan de traspasar la boca. Por último, la úvula impide que los alimentos o líquidos lleguen a la nariz cuando una persona vomita.
  11. Amígdala: es un cúmulo de tejido linfático que se ubica en los laterales de la garganta  y su función es la de favorecer que se produzcan células inmunes que ayudan a hacer frente a cualquier infección. Sin embargo, las propias amígdalas se infectan habitualmente. 
  12. Trígono retromolar: es un espacio que se encuentra en la parte trasera de las muelas del juicio. Su función es permitir que la mandíbula se mueva.  Sin ellos, esta estaría bloqueada por los dientes.
  13. Glándulas salivales: son órganos que se encuentran en diversas partes de la cavidad bucal, cuyo objetivo es juntar la saliva para que esta no desborde la boca.  Además, cuenta con enzimas antimicrobianas que sirven para que no se desarrollen gérmenes.
  14. Articulaciones temporomandibulares: tenemos dos y están ubicadas en los dos lados de la cabeza. Su función es permitir movimientos coordinados de la mandíbula superior e inferior. Por lo tanto, sin ellas no podríamos masticar, hablar ni ingerir. 

Como ves, la boca, aunque parezca pequeña, cuenta con distintas partes con funciones muy específicas y a menudo imprescindibles para el correcto funcionamiento del organismo.

¿Necesitas ayuda con tus dientes? En Clínica Alberto Rodríguez te ayudamos.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en email
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola!
¿Puedo ayudarte en algo?